Crédito prendario, la modalidad que es furor en el mercado automotriz

Fueron un boom el año pasado, frente a una performance muy discreta del financiamiento general a privados. Causas del notable crecimiento de este segmento.

Dentro de la discreta performance que tuvo el financiamiento a privados en 2021 -pese al fuerte rebote de la economía, acumuló una leve caída real-, hubo una línea que, por lejos, fue la gran ganadora del año pasado, consolidando esa tendencia en el inicio de 2022.

Los denominados créditos prendarios crecieron casi 120% interanual en 2021 para alcanzar los $238.037 millones, más que duplicando la inflación interanual (50,9%), ante la percepción de particulares y empresas de que los valores de los vehículos 0 km quedaron relativamente “baratos” medidos en dólares financieros, junto con la expectativa de que se siga achicando la brecha cambiaria, entre otras causas, según especialistas.

Este tipo de préstamos se concede fundamentalmente para la compra de vehículos 0 km o usados, y funciona de la siguiente manera: el bien adquirido a partir del financiamiento, en este caso un auto, queda “prendado” a favor de la entidad que otorga el crédito como garantía, hasta la cancelación total del mismo. En ese lapso, el tomador del préstamo está impedido de vender el vehículo hasta tanto no abone la totalidad de las cuotas.

Pero la tendencia fuertemente alcista de los préstamos prendados prosiguió en enero pasado: la línea llegó al récord nominal de $250.822 millones, lo que refleja una expansión por vigésimo mes consecutivo, con un crecimiento del 5,4% mensual, y del 123,2% interanual. “Dentro del tono moderado que ha marcado la actividad del mes, se destaca el dinamismo que presentan los prendarios, aún en un mes con cierres derivados de la variante Ómicron“, explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

En el primer mes del año, se registraron 22.766 prendas, la cifra más alta desde agosto 2019, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA). De ese total, 16.274 se corresponden con prendas sobre vehículos nuevos (71,5%), mientras que las 6.492 restantes refieren a usados (28,5%). Si bien los planes de ahorro siguen siendo el instrumento más utilizado para financiar las compras de vehículos, los bancos y las financieras de marca están ampliando protagonismo y ya representan casi la mitad de las operaciones totales (0 km + usados), afirmaron desde ACARA.

El consumidor está percibiendo que los vehículos están baratos medidos en dólar contado con liquidación o MEP, y los precios en pesos no replican la suba del dólar paralelo. Además, ante la imposibilidad de muchos de comprar dólares oficiales, junto a todas las dificultades que existen para ahorrar, la gente opta por hacer un cambio de vehículo, y allí es donde muchos optan por estos créditos”, comentó Barbero.

Pero también, las compañías automotrices “tienen muy buenas ofertas de 0 km con prendas, entonces cuando uno va a comprar un vehículo le dicen ‘estirate un poquito más, sacá una prenda y te vas a un modelo más completo o más alto‘”, completó socio de First Capital Group.

Martin Solano, CEO de Santander Consumer Argentina, dijo que “en el 2021, comercializamos más de 26.000 créditos prendarios, multiplicando por 2,6 veces lo financiado en 2020, en plena pandemia. Esperamos arrancar este año con el mismo dinamismo de los últimos meses, y seguir nuestra senda de crecimiento”. La cartera de prendarios del banco asciende a $39.500 millones a diciembre 2021 y representa el 8% de su cartera total de préstamos en pesos, mientras que los tipos de vehículos que más financia son los automóviles usados, segmento en el que la entidad es líder.

Por su parte, Marcelo Lopreato, jefe de prendarios de Supervielle, señaló que “la colocación de prendarios de la entidad en 2021 creció cerca de un 15% respecto del año anterior, en lo que respecta a la financiación minorista”. De todos modos, aclaró que “la falta de unidades 0 km y el aumento de precio de los automotores usados tuvo incidencia en el nivel de colocación, pero estamos viendo un repunte durante este mes de febrero. Tenemos expectativas de duplicar nuestro nivel de colocación, apalancados en varios acuerdos comerciales”. Al cierre de 2021, la participación de mercado de Grupo Supervielle en el financiamiento minorista “fue del 8% en autos usados y del 7,1% sumando los 0 km”.

Desde HSBC, en tanto, remarcaron que el 2021 “fue realmente muy bueno en este segmento: las ventas más que se duplicaron respecto al año anterior”. “El 2022 será para la industria un año muy desafiante pero tenemos una buena proyección para los próximos meses. El mercado ha ido cambiando en los últimos meses tomando mayor relevancia los vehículos usados”, añadieron desde la entidad.

Por último, desde Credicoop puntualizaron que durante el último año registraron “un significativo crecimiento en créditos con garantía prendaria respecto a otras líneas de inversión”. Consideran que se trata de “una herramienta importante para que las Pymes puedan financiar la compra de vehículos, maquinarias y otros bienes de capital, los cuales resultan fundamentales para concretar sus proyectos de inversión y contribuir al desarrollo de la actividad productiva de nuestro país”. Estimaron que durante este año “se mantendrá el crecimiento de estas líneas que colaboran al desarrollo de las Pymes, generando mejoras en su competitividad a través de la incorporación de bienes de capital y soluciones tecnológicas”.

Ámbito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.