Impacto del COVID 19 en el sector autopartista

El presente reporte se realizó con datos de las empresas autopartistas que participaron
de la Encuesta Diagnóstico Sectorial y Regional realizada por la UIA durante el mes de
enero de 2021. Se ha compilado la información de 75 empresas autopartistas que
emplean a 5.666 personas.

Estado de situación Marzo de 2021

El año 2020 fue afectado plenamente por las consecuencias económicas y operativas del
Covid19, las expectativas de los primeros meses del 2021 indican cierta recuperación,
aunque también presentan dificultades. Continuando con la mejora de la producción de
fines de 2020, en enero de 2021 se registró una mejora tanto de los indicadores de
producción como de ventas.

El 35% de las empresas autopartistas encuestadas tuvo un aumento de la producción
(fue del 25% para el promedio de la industria) y otro 40% afirmó que las unidades
producidas no variaron con relación al cuarto trimestre del año anterior. El 25% restante
indicó una disminución con respecto al promedio del último trimestre de 2020. La
expectativa para la producción de vehículos para 2021 es superar las 450 mil unidades,
representando una suba del 67%.

Al inicio de 2021 el 39% de los autopartistas tuvo un incremento de la demanda interna
(fue un 26% para el promedio de la industria) y en un 38% de las empresas las ventas se
mantuvieron constantes con respecto al último trimestre del año pasado. Disminuyeron
sus ventas el 23% de las empresas autopartistas, mientras que para el resto de la
industria se redujeron un 37%.

El 28% de las empresas autopartistas encuestadas señaló que sus ventas al exterior se
incrementaron con respecto a los tres últimos meses de 2020. El 27% había indicado que
las exportaciones habían caído, mientras que no variaron para el 45% de las firmas del
sector. Las exportaciones de autopartes sufrieron una reducción del 39% en nueve meses
de 2020, por lo cual será fundamental desarrollar una política activa en materia de
recuperación de mercados externos en donde los principales instrumentos son la rebaja
de derechos de exportación y el aumento de reintegros a niveles realistas en relación a la
presión tributaria en los tres niveles gubernamentales.

La pandemia dió lugar a importantes costos adicionales en las empresas autopartistas. El
53% de las empresas se están haciendo cargo del traslado del personal, el 39% de las
empresas se hace cargo del costo de los tests preventivos para detectar Covid, y el 58%
de los tests para detectar Covid en los casos de contactos estrechos o sospechosos.

Junto con la recuperación, la industria fue aumentando la demanda de empleo. El 27% de
las empresas aseguró que en enero aumentó la cantidad de trabajadores respecto a
diciembre (18% en el total de la industria manufacturera) y solo el 4% de los
autopartistas indicó una disminución (14% para el total de la industria). Parte de esta
suba se debe a la necesidad de compensar el 7% de trabajadores dispensados en la
industria autopartista (12,5% en el promedio del total de la industria). Los principales
motivos de licencias fueron los casos confirmados o contactos de Covid y los
trabajadores que tienen más de 60 años.

El actual régimen de regulaciones laborales (prohibición de despidos, doble
indemnización y prohibición de suspensiones), surgido en un entorno excepcional como
el que se presentó durante el 2020, limita la capacidad de la industria de generación de
empleo. El 78% de las empresas productoras de autopartes encuestadas manifestó
que, de no presentarse estas restricciones, aumentaría su dotación de personal (69%
para el total de la industria).

Los juicios por despido es uno de los principales factores que desincentivan la
contratación de personal en el mediano plazo para el 92% de las empresas autopartistas
(67% para el total de la industria). La incertidumbre económica desincentiva las
contrataciones en el 97 % de las empresas autopartistas (son el 73% para el total de las
empresas industriales). Los juicios por ART afectan las contrataciones de personal en
88% de las empresas de autopartes (30% para el total de la industria). Para el 82% de los
fabricantes de autopartes otro factor que desincentiva las contrataciones de personal
en el mediano plazo son los convenios colectivos de trabajo desactualizados (es del 45%
para el promedio de la industria).

El 60% de las empresas de autopartes disminuyó sus stocks de insumos y materias
primas (fue del 40% para el promedio de la industria). Ello estaría reflejando una
importante brecha entre la disponibilidad de insumos y la demanda creciente de los
clientes; originado en factores globales (semiconductores, fletes marítimos), regionales
(faltantes de ciertas materias primas) y en la operatoria local para el despacho de
importaciones de insumos en tiempo y forma.

La dinamización de la actividad, junto con la puesta en marcha de actividades de
servicios, reactivaron la cadena de pagos. Se fueron reduciendo las dificultades para
hacer frente a los compromisos financieros, aunque todavía subsisten ciertas demoras: el
14% de las empresas afirma que no pudo pagar impuestos (22% en el caso de toda la
industria), el 8% los compromisos financieros (14% para toda la actividad industrial) , el
7% no pudo pagar a proveedores (9% para toda la industria), otro 7% no pudo pagar
tarifas de servicios públicos (9% para toda la industria) , y no hubo problemas para abonar
los salarios (fue 4% para el total de la industria). Obviamente las dificultades son mayores
en aquellas empresas con caída de ventas.

El acceso al crédito sigue siendo acotado. Hubo una mejora en líneas para capital de
trabajo, pero sigue habiendo restricciones de plazos, montos y tasas para líneas de
inversión. Un 38% del total de empresas autopartistas (43% en el caso de total de la
industria) tuvo mayor demanda de crédito, pero solo el 35% de los autopartistas pudo
acceder al monto requerido (el 38% para el total de la industria).

Las expectativas de las empresas autopartistas siguieron mejorando respecto de los
pobres niveles del 2020. El 38% espera que la situación económica del país mejore en el
año 2021 y expectativas de que la situación particular de su empresa mejore en el 51% de
los casos. El 93% de las empresas no prevé entrar en concurso preventivo en enero 2021,
mientras que en agosto de 2020 pensaba que podría entrar en concurso de acreedores el
85% de las empresas autopartistas.

AFAC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.