La venta de motos eléctricas creció un 145%

Se imponen como una alternativa al transporte público, y a los altos costos que demanda el mantenimiento de un auto.

El mercado de las scooters eléctricos y monopatines experimenta un verdadero boom. En lo que va del 2021, la compra de vehículos eléctricos en Argentina creció un 145% en comparación al mismo periodo de 2020 y las proyecciones entre las principales marcas del sector son más que positivas. Los datos corresponden a un relevamiento latinoamericano de MercadoLibre, y señalan que durante los primeros 5 meses del año, las motos eléctricas se convierten rápidamente en un reemplazo de vehículos del mismo tipo a nafta.

Y esto sucede no sólo en nuestro país, de hecho Argentina camina todavía por detrás de otros países de la región: en Brasil en abril se registró una suba de 507% versus abril del año 2020; en Uruguay se dio un crecimiento del 314%; y en Colombia del 252%. Pero la demanda se acelera localmente creciendo un 445% en los últimos meses.

Entre las más vendidas figuran la Indie de Elpra (desde $173.103), que se carga tan fácil como un celular, alcanza los 40km/h (incluye alarma y puerto USB); el scooter Elpra CityCoco ($162.515 o 18 cuotas de $18.859,87), con batería de litio y una autonomía de 40 Km; la Spyracing, de la marca Sunra (entre $144.000 y $186.400), la Hawk del mismo fabricante (entre $200.000 y $267.000);.

El gran desafío para la DNRPA (Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor) es ahora que los vehículos se patenten: apenas el 3% lo hace. “De acuerdo con la normativa vigente todos los motovehículos tienen que ser patentados, pero la circulación en la vía pública dependerá de si el fabricante o importador realizó el trámite de homologación ante la Dirección Nacional de Gestión de Política Industrial”, marcan desde el organismo. “El tema patentamiento es fundamental para circular, y obviamente para el seguro. Todos nuestros vehículos están homologados o en tramite para serlo”, destaca Nacho Crespo, Jefe de Marketing de Elpra, uno de los líderes en el mercado.

Pero las motos eléctricas no fueron las únicas protagonistas de la primera mitad del año. Según MercadoLibre, las motos 0 km de cilindradas medias y bajas, sobre todo las motos de 180cc, tuvieron una demanda creciente del 525% en comparación a iguales meses del año pasado: es un segmento muy vinculado a los envíos, una tendencia que también creció durante la pandemia.

Las motos eléctricas van en camino de ganar ese segmento también. Durante el 2020 y 2021 todas las empresas automotrices a nivel mundial anunciaron que comenzarían a migrar la propulsión de todos sus vehículos hacia la electricidad. La estimación de los grandes mercados es que para el 2026 los autos eléctricos representarán más de la mitad de los vehículos ligeros vendidos a nivel mundial según el reporte “Why Electric Cars Can’t Come Fast Enough” de Boston Consulting Group.

En Argentina, entendemos que la electrificación del parque vehicular podría llevar más tiempo, cosa entendible ya que los consumidores todavía siguen atados al uso de combustibles. Es por eso que para impulsar este cambio de paradigma en nuestra comunidad es necesario intensificar un proceso de evangelización del mercado. Elpra es pionera en el campo de la movilidad eléctrica en Argentina y encabeza este movimiento mediante un ambicioso plan de expansión”, explica Crespo.

Con 27 locales en todo el país y perspectivas de alcanzar un total de 40 para finales del 2021 (crecimiento empujado por la demanda), la marca apunta a acercar sus vehículos eléctricos a diferentes segmentos: van desde el liviano monopatín eléctrico Raymond (con ruedas de 8.5 pulgadas y tecnología de absorción de golpes ), hasta la poderosa Twist (una moto ágil y rápida con un motor de 1500 w. y batería de litio, que le otorga una autonomía de 70 km, mientras que con dos alcanza los 150 km).

Las ventajas de la movilidad eléctrica son muchas. Podemos destacar la disminución de la huella de carbono de cada conductor gracias a la eficiencia y la no emisión de gases de los motores, la contribución al descenso de la contaminación sonora en las ciudades o el ahorro para el usuario en mantenimiento del vehículo y combustible. Lo mejor de todo, es que nos encontramos recorriendo los primeros metros de una carrera que recién comienza”, cierra Crespo.

Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *