Los autos más baratos se acercan al récord de $1.500.000

En lo que va del año, los precios de los 0km amentaron 30% en promedio. En diciembre, había siete modelos por debajo del millón. En cuatro meses, cruzaron ese techo pero ya se acercan a un nuevo récord. Pese a estos incrementos, la demanda sigue fuerte por el efecto de la brecha cambiaria

En medio de la disputa por las clases presenciales y el avance de la segunda ola del coronavirus, el dato de inflación de marzo de 4,8% quedó en segundo plano pero, si bien el tema sanitario es hoy el que más atención concentra, los precios siguen aumentando. El sector automotor es una clara muestra.

En lo que va del año, los 0km tuvieron un incremento del 30% en promedio y eso se refleja en un dato contundente: los modelos más accesibles del mercado están cerca de romper la barrera de $1.500.000. Al ritmo de ajuste mensual que se está aplicando a los vehículos, en dos o tres meses, ya no quedarán autos por debajo de ese valor.

La aceleración que muestran las cotizaciones de los 0km es evidente. En diciembre último, los siete vehículos más económicos, saltaron la franja del millón de pesos. Cuatro meses después, están próximos a romper otro récord.

El modelo de menor precio del mercado es el Chery QQ que cuesta $1.080.000. La particularidad que tiene este vehículo de la marca china es que expresa su cotización, en la lista oficial, en dólares. Vale unos u$s11.000. Como el tipo de cambio está planchado, no sufrió un ajuste considerable en lo que va del 2021. El resto de los autos chicos, que se manejan en pesos, tuvieron otro comportamiento.

El Fiat Mobi Easy es el modelo que le sigue y cuesta ya $1.298.000. A partir de ahí, hay nueve vehículos, en sus versiones de entrada de gama, que se ubican en la franja de precios entre $1.300.000 y $1.500.000: Toyota Etios X ($1.326.200), Chevrolet Onix Joy ($1.346.900), Renault Kwid Zen ($1.362.100), Volkswagen Gol Trend ($1.363.000), Peugeot 208 Like ($1.374.711), Ford Ka ($1.383.000), Nissan Versa ($1.413.400), Volkswagen Up ($1.487.150) y Fiat Uno Way ($1.497.400). Un dato a tener en cuenta es que el Ford Ka y el VW Up se dejarán de vender en el corto plazo. Otro de los “chicos” que ya no se comercializa es el Nissan March.

Las automotrices vienen ajustando sus listas por arriba del 5% mensual. Es por eso que, a partir del mayo, tres o cuatro de estos modelos queden con un precio superior a $1.500.000. El resto, demorará un par de incrementos más.

Pese a estos fuertes ajustes, la demanda sigue sostenida. La brecha cambiaria, aunque menor, mantiene el atractivo de la diferencia que se obtiene vendiendo dólares en el mercado “blue” para pagar autos que fijan su cotización al tipo de cambio oficial. El segmento más fuerte, obviamente, es el de los modelos de mayor precio e importados. Ante la restricción al ingreso de 0km del exterior, hay muchos compradores para poca oferta y esto hace que se mantengan los sobreprecios.

Sin embargo, el segmento de los modelos de menor valor, también acompaña el crecimiento de las ventas. Hace dos días, la asociación que agrupa a las concesionarias de todo el país (ACARA), realizó distintas reuniones virtuales con sus socios de diferentes regiones. La conclusión que se obtuvo de esos encuentros es que el volumen de operaciones del 2021 estará definido por la disponibilidad de vehículos y no por la voluntad de los compradores. “La demanda está fuerte. Todo dependerá de la cantidad de autos que dejen entrar y las posibilidades de las fábricas locales de producir lo necesario en las actuales condiciones sanitarias” explicó un participante de esas reuniones.

Toyota tuvo que levantar el turno tarde de producción por el alto nivel de ausentismo por contagios. Otras terminales están en situación similar. A esto se suman los problemas de falta de piezas importadas y un conflicto en el puerto de la Ciudad de Buenos Aires que impide la liberación de autopartes. Por este motivo, Nissan y Mercedes-Benz dejaron de fabricar desde el miércoles pasado.

Ante este escenario, algunas terminales –como Toyota, Volkswagen y Peugeot – establecieron un plan de emergencia que consiste en recuperar producción abriendo las plantas los sábados.

De mantenerse el normal abastecimiento de vehículos, en las reuniones regionales de ACARA, concluyeron que el mercado total del 2021 podría llegar a las 415.000 unidades.

Horacio Alonso
mdz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *