Primer camión recolector de basura eléctrico, desarrollado en Córdoba

Presentado por la firma Econovo, con sede en Oncativo. También producirán barredoras eléctricas. “Son vehículos con cero emisiones de contaminación ambiental y de contaminación sonora”.

La firma Econovo, de la ciudad cordobesa de Oncativo, dedicada desde hace años a la producción de vehículos y equipos para los servicios de higiene urbana, desarrolló el primer camión de basura eléctrico, con tecnología sustentable para el ambiente. Su motor no funciona con combustibles líquidos sino con electricidad. También lanza por estos días una línea de barredoras eléctricas medianas y pequeñas.

La unidad se desarrolló mezclando tecnología alemana con la de un camión Daily original. “Son vehículos con cero emisiones de contaminación ambiental y de contaminación sonora”, apuntó el titular de la firma, Oscar Scorza. “Cuando trabajan lo único que se siente son las ruedas sobre el pavimento”, destacó. Agregó que son del mismo tipo a los eléctricos que se usan ya para esos servicios en Francia, España o Estados Unidos.

Este tipo de recolector de basura, según contó Scorza, es único en el país hasta ahora. El fabricante dijo que ya está en condiciones de iniciar la producción. “Ya hicimos todas las pruebas y ahora lo estamos presentando en una exposición ambiental de municipios en Buenos Aires”, apuntó.

El siguiente paso será ofrecerlo en el mercado: los clientes potenciales son municipios que prestan el servicio de recolección de residuos o las empresas privadas concesionarias de municipios.

Todavía no largamos la línea de producción, pero se van a fabricar en la planta de Oncativo. Vamos a tener, por ahora, una baja producción hasta que se vea el resultado de ventas”, se explicó desde la firma.

Características

Se trata de un camión ciento por ciento eléctrico, aunque también se puede conectar a combustible diésel si fuera necesario. “Lo hicimos así porque Argentina aún casi no tiene estaciones eléctricas. El diésel puede ser útil para ir hasta el relleno sanitario a descargar, por ejemplo”, explicó Scorza.

El vehículo, que cuenta con 340 baterías, tiene una utilidad de unas seis horas. Además, soporta una carga de hasta tres toneladas de basura compactada.

Es un camión de tamaño medio, pensado para que trabaje, sobre todo, en los microcentros de las ciudades.

La idea de uso es que sus baterías se carguen de energía eléctrica en la base de mantenimiento desde la que operan, adonde regresan todos los días.

Llevó un desarrollo muy grande, porque el camión en sí es diésel y tuvimos que transformarlo para que sea eléctrico. Se trabajó durante tres años en esto”, contó el dueño de Econovo.

Scorza dijo que el vehículo es claramente más costoso que el tradicional, pero apuntó que en el mercado resultará atractivo para quienes prioricen un concepto más ligado a lo ambiental. Además, destacó que casi no necesita mantenimiento y que el costo del “combustible” es hoy menor que en la versión líquida.

La Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.