Renault no desarrollará nuevos motores diésel y le pondrá fin a los autos gasoleros

La generación actual de motores diésel seguirá en los modelos del Rombo hasta que las normas medioambientales lo permitan.

Renault no volverá a desarrollar una nueva generación de motores diésel. Lo anunció el presidente de la automotriz a nivel mundial, Luca de Meo, en una junta reciente con accionistas. El motivo: las estrictas normas medioambientales que entrarán en vigencia en los próximos años.

Hoy por hoy, en Europa rige la norma Euro 6, que los motores diésel actuales superan con determinadas modificaciones. En 2025, sin embargo, entrará en vigencia la norma Euro 7, que será todavía más difícil de cumplir y obligará a las automotrices a proponer nuevos desarrollos.

En este contexto, la mayoría de las automotrices se verán obligadas a realizar motores casi totalmente nuevos para cumplir con las futuras normas de emisión de gases. Y varias, entre ellas Renault, consideran que no vale la pena invertir tanto dinero en una tecnología que, más temprano que tarde, dejará de producirse en serie.

Esto no significa que Renault abandonará la producción de autos diésel de un día para el otro. Para que eso ocurra, pasarán varios años. Pero sí está confirmado que no habrá nuevas generaciones de motores gasoleros con la firma del Rombo.

Así las cosas, la automotriz francesa estirará todo lo posible la vida útil de sus motores gasoleros, seguirá apostando por los nafteros y a la par continuará desarrollando tecnologías de electrificación, tanto híbridas como totalmente eléctricas para sus futuros autos.

En la misma reunión entre Luca de Meo y los accionistas, el Rombo confirmó que todos los modelos de las marcas Renault y Dacia incorporarán un sistema automático que establecerá una velocidad máxima de 180 kilómetros por hora, con el objetivo de reducir el número de accidentes de tránsito protagonizados por sus vehículos.

La decisión forma parte del plan Renaulution ambiental y social, y se verá implementada por primera vez el año que viene, cuando se lance el Mégane E, una versión completamente eléctrica del famoso mediano.

La medida impactará en todos los modelos que la empresa comercializa a nivel mundial. Así las cosas, los Renault Duster, Sandero, Logan, Stepway, Captur, Kangoo y otros que se venden en la Argentina también se verán a futuro limitados a 180 km/h.

Llama la atención que la limitación se introduzca en toda la gama de vehículos del consorcio francés, ya que Renault vende modelos de corte deportivo que superan por amplio margen esa velocidad. Y, además, tiene una marca llamada Alpine que se dedica exclusivamente a producir autos deportivos y veloces.

La herramienta que limitará la velocidad se llama Safety Coach. Se trata de un sistema de control automático que adapta la velocidad del auto en base a los límites de la calle. Además, se maneja según el clima, la presencia de curvas peligrosas y la atención que estuviera prestando el conductor en ese momento.

TN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *