Se acentúa el proceso de nacionalizaciones

Las compañías multinacionales que tienen plantas en Argentina o un socio local profundizan el desarrollo de proveedores locales y encaran nuevos proyectos.

La nacionalización de máquinas agrícolas es un proceso que cruza todos los rubros del sector y se acentúa en el transcurso de 2021.

Además, encaran nuevos proyectos de fabricación,en un contexto signado por restricciones al ingreso de equipos desde el exterior.

Otro factor que pesa hacia el futuro es el proyecto de ley que se está estudiando y que procura determinar con claridad cuándo se debe considerar que una máquina es de producción nacional.

Ese encuadramiento es el que se plantea como necesario para otorgar financiamiento diferenciado a los equipos de sello local.

Una por una

El siguiente es un repaso de las novedades registradas en materia de nacionalización de productos:

AGCO: Además de fabricar localmente motores, tractores y cosechadoras en su planta de General Rodríguez (Buenos Aires), trabaja en el incremento de componentes nacionales con proveedores argentinos.

Agrale: Nacionalizó más del 65% del tractor BX 6180 de la Línea 6000 y apunta a integrar componentes nacionales en la fabricación de sus productos, tanto en los tractores de Alta Potencia como en los de Media Potencia.

Amadas: Las cosechadoras de maní de origen estadounidense se siguen nacionalizando a través del socio local CyS Agro. En la temporada 2012/13 el porcentaje local de las máquinas era de 10% y en 2021 es del 81%. Sólo resta la producción en Argentina de un módulo de las cosechadoras de maní (que todavía se importa) y se espera completarlo en 2022.

Claas: Trabaja con casi un centenar de proveedores locales en el desarrollo de piezas para las plantas de Florentino Ameghino (Buenos Aires), Oncativo (Córdoba) y Sunchales (Santa Fe).

CNH Industrial: Maneja el objetivo de triplicar la cantidad de partes nacionales a utilizar en el complejo industrial que posee en Córdoba. “Nuestro polo industrial de Córdoba se está preparando para fabricar nuevos productos este año. El aporte de los proveedores es decisivo para desarrollar modelos con una mayor cantidad de componentes nacionales”, anticipa Diego Moreno, Director de Compras de CNH Industrial para Argentina.

Jacto: Se encuentra en un programa de mayor desarrollo de proveedores locales para las pulverizadoras autopropulsadas. También sigue nacionalizando pulverizadoras de 3 puntos y tiene en sus planes la producción local de la sembradora Air Drill Lumina 400.

John Deere: En rigor, fabrica en Argentina desde 1958 y exporta motores. No obstante, en las últimas temporadas nacionalizó los tractores de las series 7J y 6J. También empezó a producir localmente la serie de cosechadoras S700.

Kubota: A través de Mojón Uno, su representante oficial en Argentina, incorpora a los tractores partes de origen local, como llantas, neumáticos, cabinas, barras de tiro y contrapesos.

Stara: La compañía brasileña está fabricando cabezales maiceros y suma piezas locales con el objetivo de completar la nacionalización de sus productos. Además, las niveladoras de tiro trasero ya están prácticamente nacionalizadas y a las fertilizadoras de arrastre también se les están agregando componentes nacionales, como sistemas hidráulicos, llantas, cubiertas y cableado.

MaquiNac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.