“Vamos a cambiar el perfil de Renault Argentina para exportar más”

Durante los festejos por el 65° aniversario de la planta de Santa Isabel, el presidente de la firma, Pablo Sibilla, brindó un amplio panorama de los planes que la marca del rombo desarrollará en los próximos cinco años en el país.

Renault Argentina realizó un encuentro en el que presentó la planificación de lo que será su futuro en el mercado nacional e internacional; además, celebró los 65 años de la planta de Santa Isabel en Córdoba junto con el primer aniversario del lanzamiento de su pickup Alaskan, que contó con una charla de su embajador, Emanuel Ginóbili.

Esta planificación implica tres etapas según la marca: pasará del “volumen” al “valor” y de la “cantidad” a la “calidad”; así, hasta 2023 apuntará a la rentabilidad en las ventas y a la satisfacción del cliente; de 2023 a 2025 presentará un nuevo line-up y nuevas plataformas, y desde 2025 ofrecerá nuevos servicios de movilidad.

Pablo Sibilla, presidente y director general de Renault Argentina señaló que, “el CEO global de la compañía, Luca de Meo, dio como prioridad una directiva muy clara a todos los países: trabajar sobre la satisfacción del cliente y la rentabilidad. Nosotros lo hicimos y nuestro objetivo era dejar a la filial más sólida, porque cualquier compañía sin rentabilidad no tiene futuro, no trae inversiones de su casa matriz. Cuando el CEO vino hace unas semanas pudimos mostrarle muy buenos resultados tanto desde la rentabilidad como de la satisfacción del cliente”.

Respecto de la mayor oferta de productos nacionales, Sibilla explicó que “en la actualidad no es una estrategia a largo plazo sino coyuntural, y tenemos una ventaja hoy respecto de otras marcas que es fabricar en el país seis carrocerías para la marca Renault y una para Nissan. Entonces, ofrecemos a los clientes argentinos muchos productos que se hacen en la Argentina y eso está muy bueno”.

Con una producción actual que incluye los modelos Sandero, Stepway, Logan, Kangoo pasajeros y de carga y la pickup Alaskan, se conoció que están aumentando las exportaciones del Kangoo a sus mercados actuales de México y Colombia y para el segundo semestre del 2022 planean llegar a otros fuera de América Latina para lograr volúmenes significativos. En este proceso, la planta llegó a un turno y medio y preparan, al concretarse este proyecto, aumentar la cantidad.

Sibilla también comentó que trabajan en reforzar el proyecto de exportación a largo plazo. “No hacer algo puntual por dos o tres años, sino realmente una estrategia de plataforma de exportación de la Argentina que sea durable y sostenible en el tiempo”.

En este aspecto y sin confirmar el tipo de carrocería, se conoció que va a producirse una plataforma que va a estar implantada en la Argentina con perfil exportador y será compartida con otros países de la región que tienen plantas industriales, de donde van a salir varios productos derivados.

Ante las restricciones para importar productos, la firma decidió temporariamente suspender la comercialización del Kwid, sustituirlo por el Sandero nacional y ofrecerlo al cliente por dos puntos de diferencia de precio; de esa forma, logra liberar el cupo de importación para vehículos que en el país no tienen fácil sustitución como el Duster o el Master.

En 2021, el mercado total cerró con 381.777 unidades, con un market share de 9,9% y una producción de 50.000 vehículos (20 mil para Nissan y 30 mil para Renault); en tanto, para 2022 Renault prevé un mercado de 410.000 autos, un market share de un 11% y una producción de 70.000 unidades (20.000 para Nissan y 50.000 para Renault).

En 2021, celebramos el primer año de la pickup Alaskan, que ya ha comercializado 3500 unidades y colocamos a la filial de pie en lo que respecta a la rentabilidad. Y vamos a cambiar el perfil de Renault Argentina por el de una empresa más exportadora”, concluyó Sibilla.

La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.