“El objetivo de gestión es avanzar en la prestación de un servicio registral de excelencia”

María Eugenia Doro Urquiza, Directora Nacional de la DNRPA  nos cuenta el balance de su gestión a un año de asumir en el cargo ejecutivo del Organismo

Conociendo su experiencia en Dirección Nacional, ¿cómo toma este nuevo desafío de conducirla?

Es un honor y un orgullo que me hayan designado en este cargo, el cual asumo con el mayor compromiso y responsabilidad.

Desde mi primer contacto con el Sistema Registral Automotor argentino, en el año 2008, vengo trabajando en esta materia.

He recorrido un camino como funcionaria de la Dirección Nacional años anteriores, y también estuve a cargo de un Registro Seccional, lo que me ha posibilitado tener una visión integral del sistema y un conocimiento profundo de su funcionamiento.

En enero de 2015 dejé el cargo de Directora de Registros Seccionales, habiendo trabajado arduamente, entre otras cosas, en la nueva patente del Mercosur con la sanción de la ley en Octubre del mismo año.

Cuando asumí el cargo de Directora Nacional del Organismo en diciembre de 2019  existía una faltante de documentación registral en los Registros Seccionales de todo el país que impedía la prestación efectiva y ágil del servicio público registral. Asimismo, el edificio donde funciona la Dirección se encontraba en un estado de deterioro importante que implicó un esfuerzo en los primeros meses de la gestión, y que aún continúa, a fin de ponerlo en condiciones.

Por su parte, y lo más serio, es que hemos encontrado un sistema registral desprofesionalizado y judicializado.

El 20 de marzo al decretarse el ASPO por la pandemia COVID 19 se cerraron los Registros Seccionales y la Dirección Nacional en cumplimiento del Decreto, y desde ese momento se trabajó arduamente en la elaboración de un estricto protocolo sanitario para la reapertura. Es así, que el 22 de abril, reabrieron los Registros Seccionales y también la Dirección con estrictas medidas de prevención sanitaria que implicaron adaptaciones edilicias, y la extensión de dos horas en el horario de atención a la ciudadanía en los Registros Seccionales.

A su vez, se implementó un sistema de turnos web para el público usuario y un sistema de turnos web exclusivos para mandatarios, de manera que la atención al público fuese únicamente previo turno acordado vía electrónica en la página web del Organismo.

Estas medidas, entre muchas otras, se tomaron para evitar el traslado y la aglomeración de personas, sin que ello perjudique la prestación del servicio.

Ha sido, y continúa siendo, un enorme desafío transitar este primer año de gestión en un contexto de pandemia.

¿Qué significa para Ud. ser la primera mujer en acceder al Cargo de Directora Nacional del organismo?

Sin dudas es un hecho de significativa importancia que más mujeres ocupemos puestos jerárquicos y de toma de decisiones en el marco de una desigualdad histórica que ha atravesado a este colectivo.

Me siento muy orgullosa de formar parte de una gestión comprometida con esta problemática, que a través de la implementación de políticas públicas con perspectiva de géneros busca la igualdad sustantiva.

Particularmente, en la Dirección Nacional, desde el inicio de mi gestión fueron designadas ocho mujeres  en puestos de conducción, superando en la actualidad a los hombres.

La  puesta en práctica de esta decisión es una clara acción dirigida a eliminar  las barreras en el acceso a puestos de decisión que históricamente han atravesado las mujeres y una muestra de compromiso del Organismo con la  igualdad de género.

No puedo dejar de mencionar que con anterioridad a mi designación también hubo una mujer al frente del Organismo, pero en su caso como Subdirectora a cargo.

¿Cómo analiza este primer año de gestión?

Este año el mundo ha estado atravesado por la pandemia del COVID 19, que implicó doblegar esfuerzos para continuar adelante con las actividades que estaban planificadas y readaptar las medidas a las particularidades de este contexto. A pesar de ello, la actividad registral automotor ha continuado su curso pudiendo cumplir con los objetivos planificados con anterioridad a la pandemia.

La Dirección Nacional ha estado funcionando con muy pocos agentes que prestan tareas de manera presencial, por lo que se tomaron las medidas pertinentes para avanzar con las acciones a través del teletrabajo.

Asimismo, se pudo continuar con la fiscalización de los Registros Seccionales a fin de regularizar las anomalías detectadas y brindar un servicio de excelencia al público usuario.

Es de destacar que previo a avanzar con las acciones planificadas para la gestión, fue necesario regularizar situaciones con las que nos encontramos y que impedían la prestación correcta del servicio, tal como he mencionado, la faltante de documentación registral en muchas oficinas registrales de todo el país, el grave estado de deterioro del edificio donde funciona la Dirección Nacional, entre otras.

¿Cuáles son los ejes de trabajo pensados para la gestión?

El objetivo fundamental de la gestión es avanzar en la prestación de un servicio registral de excelencia, por lo que es necesario apuntar a la profesionalización de los operadores del sistema. En este punto, se continuará con la fiscalización de las oficinas registrales que lleva adelante la Dirección Nacional como Organismo de Aplicación.

Por su parte, se observó que durante la gestión anterior, el avance tecnológico y su implementación en la política pública registral no fue acompañado de las modificaciones normativas pertinentes, por lo que se generaron graves inconsistencias.

En este sentido, desde mi llegada al Organismo comenzamos una fuerte revisión normativa a fin de resguardar la seguridad jurídica como estandarte fundamental del sistema registral automotor.

Continuaremos avanzando en la construcción de un sistema registral en el que los Registros Seccionales ubicados en todo el país sean un punto interjurisdiccional accesible al ciudadano, a fin de evitar el dispendio de trámites, tiempos de espera y viajes a otras jurisdicciones.

Así, las oficinas registrales, además de actuar como Oficiales de Registro de Firma Digital y como Unidades de Expedición y Recepción del Registro Nacional de Reincidencia, efectúan el contralor sobre información de transferencia de bienes muebles registrables a la AFIP, grabado de autopartes, información sobre medidas cautelares personales, cumplimiento de medidas activas y pasivas de circulación, origen ilícito de fondos para la adquisición de automotores en los términos requeridos por la Unidad de Información Financiera -UIF-, entre otras.

Asimismo, desde las oficinas registrales se realiza el control, cálculo, liquidación, percepción y depósito de impuestos locales, como el impuesto de sellos, impuesto a la radicación de vehículos y multas por infracciones de tránsito.

De este modo, los Registros ponen a disposición de los usuarios la liquidación de impuestos on line, de manera que puedan realizar todos los trámites relativos al automotor en un mismo lugar.

En este punto, este año se dispuso la entrada en vigencia del sistema de liquidación y percepción del Impuesto a la Radicación de los Automotores y Motovehículos (Patentes) establecido por el Convenio de Complementación de Servicios celebrado en el año 2018 entre el Ministerio de Justicia y la Municipalidad de Quilmes.

Estamos avanzando en este mismo sentido con otras jurisdicciones provinciales y municipales de todo el país.

El reciente paso que hemos dado es la firma de este  Convenio de Complementación de Servicios con el Municipio de La Matanza – el más grande del país-.

En consonancia con los demás ejes, es esencial avanzar en la digitalización del sistema a través de la incorporación de nuevos trámites digitales y turnos web, tal como se ha venido realizando este año precipitadamente por la pandemia del COVID 19.

Algunos trámites se pueden efectuar en su totalidad de manera digital.

Es sustancial que la digitalización sea acompañada por la correspondiente adecuación normativa a fin de garantizar la seguridad jurídica registral.

¿Cuáles son las perspectivas para 2021?

Todos esperamos que el año próximo sea más amigable que el que está finalizando.

Será fundamental la recuperación de la economía que está severamente castigada tras varios años de medidas negativas, y a su vez,  atravesada por una pandemia de escala global sin precedentes.

En este marco, esperamos avanzar con firmeza en los ejes de trabajo mencionados para, de este modo, continuar fortaleciendo nuestro sistema registral automotor.

Hacia la Digitalización en todos los trámites

Estamos trabajando de forma intensiva en la motorización hacia la digitalización porque esto forma parte no sólo del Organismo, sino de una parte importante de la agenda del Gobierno Nacional.

Actualmente disponemos de trámites 100 % digitalizados como los Informes de Dominio, Informes Nominales, Informes de Infracciones, Informes de Anotaciones Personales, Certificados de Dominio y Denuncia de Venta. En otros casos la digitalización se aplica en gran parte del proceso.

Desde la Dirección Nacional, estamos comprometidos en el avance de este proceso a través del proyecto DNRPA DIGITAL, para que la mayoría de los trámites se realicen íntegramente vía web, con la implementación de la Firma Digital.

En este camino hacia la digitalización vamos a aplicar todas las herramientas que permitan realizar trámites de manera más rápida y eficiente desde cualquier lugar garantizando la transparencia.

En materia registral automotor, esto conlleva la necesidad de una logística distinta -ya que coexiste documentación que se puede imprimir y otras como las placas metálicas que deben remitirse a los Registros Seccionales para el retiro por parte de los usuarios- y una adecuación normativa a fin de garantizar la seguridad jurídica registral.

Hemos implementado la Prenda Digital tanto en la Inscripción Inicial como en trámites posteriores, en una primera fase dirigida a las concesionarias y financieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.