La industria automotriz en el Primer Congreso de la Producción y el Trabajo

El Gobierno, empresarios y trabajadores coincidieron en avanzar en un plan de trabajo conjunto para fortalecer y potenciar el desarrollo de la industria nacional.

El Gobierno Nacional junto a trabajadores y trabajadoras, referentes empresariales, dirigentes de confederaciones, cámaras y sindicatos nacionales coincidieron en la importancia de avanzar en un plan de trabajo conjunto para fortalecer la producción nacional, generar empleo de calidad y mejorar el salario real de los trabajadores argentinos, en el marco del Primer Congreso de la Producción y el Trabajo.

Lo resume el compromiso alcanzado con los principales actores de la industria. Implementar políticas productivas de largo plazo que sigan consolidando la recuperación económica. Así como un modelo que ponga al trabajo y la producción argentina como protagonistas del crecimiento nacional.

Formaron parte de las distintas comisiones y mesas sectoriales la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; los ministros de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz.

La política industrial es el corazón de nuestra política económica y de nuestro plan de gobierno. A los que dicen que no tenemos plan, nuestro plan es desarrollar la economía argentina, que tiene todas las capacidades y muchos desafíos”, destacó la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

En la apertura del Congreso, que se realizó en el Museo del Bicentenario, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, afirmó que desde el Gobierno Nacional se busca “avanzar en un modelo de desarrollo con justicia social y con equidad territorial. El objetivo del congreso es poner el eje en las prioridades en las que Argentina debe avanzar: la producción y el empleo para ir reduciendo la pobreza”. Y puntualizó: “Un modelo productivo que tiene que desarrollar y crear riqueza y oportunidades, que se tienen que distribuir equitativamente en todo el territorio. De ese modo vamos a ir resolviendo asignaturas pendientes que vienen de hace muchos años y que se acentuaron producto de la doble crisis: la de la recesión de 2018 y de 2019, y luego la de la pandemia”.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas destacó: “Tenemos todas las condiciones para lanzar el trabajo del armado y la elaboración de un Plan de Desarrollo Industrial para toda la década fruto del trabajo entre el Estado, los sectores de la producción y los sectores del trabajo. Todos juntos en un proyecto que no sea un plan del gobierno, sino de toda la sociedad, de todos los sectores de la producción y el trabajo. Que lo validemos en el Consejo Económico y Social. Que lo llevamos al Parlamento que pueda ser un proyecto de la sociedad y que salgamos de la grieta que solo nos aleja de los objetivos que anhelamos. Con las PyMEs como protagonistas, con los sectores protagonistas en cada una de las regiones del país. Tenemos las condiciones, es un momento histórico, es un momento bisagra. Aprovechémoslo, no lo dejemos pasar”.

En cuanto a las proyecciones del desarrollo productivo de Argentina, aseguró que: “En este 2021 proyectamos un incremento del 70% respecto al 2020 del financiamiento productivo“.

Todo esto es una visión estratégica que es el eje en la producción y el trabajo, en el desarrollo federal. Uno puede decir que están las ideas estratégicas. El compromiso efectivo se percibe en los presupuestos. En el 2019 el presupuesto ejecutado de políticas productivas fue de 7.591 millones de pesos. En el 2020, con la pandemia, fue de 141.418 millones de pesos. Prácticamente, 20 veces más. El crecimiento es exponencial y muestra el compromiso con la producción”, aseguró.

Los referentes empresariales y sindicales expusieron sobre la situación de cada sector, resaltaron la decisión del Gobierno de priorizar la industria nacional y destacaron el crecimiento económico.

En este sentido, la industria automotriz cerró el primer semestre con un crecimiento de 20% respecto de 2019.

También evaluaron que en julio creció un 25% interanual el patentamiento de motos y los representantes de Adimra detallaron que la actividad metalúrgica cerró el primer semestre del año con un crecimiento del 26 por ciento, impulsados por la maquinaria agrícola, carrocerías y remolques, registrando un aumento en el empleo en el sector.

En el último panel “Estrategia para el Desarrollo Productivo” contó con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; participó la senadora Nacional por la provincia de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti; el presidente de Toyota y Presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), Daniel Herrero; y el secretario General del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA), Ricardo Pignanelli.

Este diálogo entre los privados, los trabajadores y el Estado nos llevó a trabajar en medidas para ayudar a la competitividad. En los primeros 7 meses del año llevamos duplicadas las unidades de exportación de la industria. Este recorrido no solo genera más trabajo, empleo y divisas sino que redunda en la imagen de un país que nos permite atraer inversiones. Si tenemos una visión industrial conjunta y políticas de Estado de largo plazo podemos hacer una industria sustentable y sostenible en el tiempo” sostuvo Herrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.