Mercedes-Benz, nuevo concesionario en Olavarría

Bari S.A., concesionario con trayectoria de 52 años, arribó a Olavarría en 1997, en lo que fue la inauguración de su primera sucursal fuera de su casa central Tandil. La nueva sede se especializa en vehículos comerciales.

Como acostumbra, Mercedes-Benz Argentina continúa renovando y ampliando su red de concesionarios oficiales dedicados a todo vehículo comercial a lo largo y ancho del país, nicho en que camiones, buses y la exitosa Sprinter son parte del catálogo de productos para la industria del transporte y la logística.

Con un imponente edificio ubicado en Ruta Nacional 226 Km 296 de la ciudad de Olavarría, en el interior de la provincia de Buenos Aires, la empresa Bari S.A reafirma su compromiso con sus clientes de vehículos pesados al inaugurar un nuevo punto de venta y servicios.

Estamos orgullosos del valioso esfuerzo que Bari ha realizado para darle un espacio tan importante a la marca en la Olavarría. Felicitamos a Bari y su equipo por esta flamante sucursal que mejora aún más la satisfacción de nuestros clientes”, afirmó Fernando Rivero, Director de Desarrollo de Red Comercial de Ventas y Postventa de Mercedes-Benz Camiones y Buses Argentina.

Bari S.A. estrenó un nuevo y moderno edificio para su concesionario en la ciudad de Olavarría. La obra, emplazada en un predio de 9.600 m2 con una superficie cubierta de 4.200 m2, supone un salto de calidad que permitirá a la empresa ofrecer un mejor servicio a sus clientes y optimizar su experiencia con la marca.

La nueva sede, que abarcará principalmente la venta y postventa de camiones, fue construida bajo estándares internacionales de calidad e innovación que Mercedes-Benz aplica a nivel global. Esta nueva identidad hace foco en la experiencia del cliente y propone un espacio a la altura de la arquitectura global.

En su exterior, el edificio se destaca por un atractivo e imponente diseño. A su vez, la superficie operativa es más amplia y su desarrollo interior es práctico e innovador, apostando a modalidades eficientes en la atención del cliente, tanto en materia de ventas como de servicios y repuestos.

Al ingresar al concesionario, los clientes son recibidos por una recepcionista que va a su búsqueda y lo entrevista para orientarlo. Esta área de bienvenida está equipada con un bar, mesas y sillones que hacen de la espera un momento de relax y confort.

El concesionario con trayectoria de 52 años, arribó a Olavarría en 1997, en lo que fue la inauguración de su primera sucursal fuera de su casa central Tandil. El directorio de Bari estuvo involucrado de forma personal y permanente en los avances de la obra.

La construcción de este nuevo edificio significó un gran esfuerzo realizado en un contexto complicado por la situación económica y sanitaria del país. Es fruto del esfuerzo y compromiso de muchas personas. A todos ellos, muchas gracias. Por otra parte, estamos convencidos de que Olavarría nos dio mucho y con esta obra retribuimos en parte todo lo recibido”, declaró José Luis Schiaratura, Director de Bari.

Transporte Mundial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.