Nimbus Halo, una mezcla de moto, bicicleta y auto eléctrico

Combina la eficiencia de las motos y la protección de un automóvil y es tres veces más ecológico que un auto eléctrico.

Si bien todos los tipos de vehículos eléctricos que se hay actualmente tienen sus ventajas, también sufren de algunos inconvenientes. Pero el Nimbus Halo llegó para resolver gran parte de los problemas: se trata de un vehículo que incluye características de bicicleta, moto y auto eléctrico.

El fabricante que presentó este prototipo lo definió como el vehículo de tres ruedas que es “una motocicleta eléctrica“, pero en realidad tiene el aspecto de un pequeño automóvil.

Con 2,3 metros de largo y tan solo 0,81 de ancho, es perfecto para desplazarse por calles estrechas y ofrece mayor flexibilidad que un coche clásico en un entorno urbano.

Incluye un sistema de autonivelación bautizado como Nimbus Balance, que hace que se incline en los giros con gran precisión sin perder estabilidad.

El Nimbus Halo logra combinar la eficiencia de las motocicletas con la protección de un coche y, por su forma y sus neumáticos estrechos, tiene una buena aerodinámica.

A pesar de tener el tamaño de una motocicleta, incorpora sistemas de seguridad como un airbag frontal y dos de cortina, barra de impacto lateral, frenado automático, ABS y control de tracción. E incluye sistema de calefacción y puede ser dotado de aire acondicionado y altavoces Bluetooth.

Tres veces más ecológico que un auto eléctrico

Se unen algunas ayudas al conductor propias de los vehículos de cuatro ruedas como el sistema de aviso de cambio de carril y la ayuda al estacionamiento. En cuanto a su carrocería, está hecha con acero de alta resistencia y aleación de aluminio.

A pesar de tener el tamaño de una moto, en el Nimbus Halo pueden caber dos personas en disposición tándem, uno detrás del otro. También puede utilizarse para transportar objetos de pequeño tamaño.

El vehículo tiene una autonomía de hasta 191 kilómetros gracias a su batería de 8,1 kWh que puede ampliarse hasta los 12,4 kWh. Y es tres veces más ecológico que un coche eléctrico promedio gracias a su pequeño tamaño.

En cuanto a la velocidad máxima del auto, es de 80 km/h para el Nimbus Halo y hasta 145 km/h si se trata de la llamada versión X del carro que está parcialmente fabricada en fibra de carbono. Estará disponible a un precio mínimo de 6.420 dólares.

Así será el auto con el que un argentino busca desafiar a Tesla

En estos tiempos de cambio de la industria automotriz, las nuevas tecnologías permiten el ingreso a nuevos jugadores. Si bien hasta ahora los autos eléctricos están íntimamente relacionados con Tesla, la empresa liderada por Elon Musk, estaría cada vez más cerca de ser una realidad el A!PA: el auto SUV con el que el empresario argentino Miguel Ángel Bravo quiere ingresar a este mercado.

El Automóvil Popular Americano es un vehículo familiar monovolumen, apto tanto como utilitario o como Taxi. Además, es un vehículo ideal para utilizar con sistemas de Van pooling. Esta Van puede llevar una familia tipo (de 5 integrantes) de manera confortable.

“El interior será una de las características mas destacadas de este SUV: está pensado desde el concepto del interior de un avión, con paneles que se extraen y asientos que se pueden mover sobre guías, entre otras cosas”, indicaron desde la compañía. Además, señalaron que el interior “está diseñado para que sea lavable ya que ademés está pensado en tonos claros y superficies plásticas como en los aviones”.

Es argentino y desafía a Elon Musk y Tesla

Miguel Ángel Bravo, fundador de Bravo Motor Company (BMC), entre otras firmas, tuvo una nutrida trayectoria de proyectos innovadores en la Argentina, se trasladó a los Estados Unidos en 2014 y ahora da pasos firmes para instalar una fábrica de autos eléctricos en Brasil de la que saldrán unas 23.000 unidades en 2024.

De hecho, este mes el Estado de Minas Gerais y la empresa BMC firmaron una carta de intención para la instalación de una planta que producirá vehículos eléctricos y packs de baterías en la región metropolitana de Belo Horizonte.

La inversión estimada para la implementación del llamado “Projeto Colosso” es de 25 billones de reales (más de u$s4.000 millones) y se promete la creación de casi 14.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

iProfesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.