Nissan inició el segundo turno en su Fábrica de Santa Isabel

Este hito generó la creación de 550 nuevos puestos de trabajo y permitirá duplicar el volumen de producción de la pick up.

Nissan continúa celebrando nuevos hitos en la planta cordobesa de Santa Isabel. Tres meses después del lanzamiento del restyling de la Frontier y tal como estaba previsto, la marca anunció que ya está funcionando el segundo turno de producción que le permitirá duplicar la producción actual de la pick up e incorporar 550 nuevos empleados.

Al respecto, Gonzalo Ibarzábal, Presidente de Nissan Argentina, afirmó “Año tras año, nos esforzamos para alcanzar los objetivos de crecimiento que nos proponemos, y haberlo logrado con el inicio de un segundo turno de producción nos enorgullece y entusiasma mucho. Este segundo turno de producción nos permitirá duplicar nuestra capacidad productiva anual para llegar a las 50.000 unidades, lo que significa que en un año vamos a poder producir lo mismo que produjimos desde 2018 hasta hoy. Esto representa un gran paso y logro en la historia de Nissan en el país“.

En ese sentido, vale destacar que la firma nipona realizó una inversión total de U$S 730 millones entre 2015 y 2020 para fabricar la pick up en el complejo industrial cordobés, incluyendo un extra de U$S 130 millones destinado a incorporar más tecnología, desarrollar nuevos proveedores locales e introducir el restyling lanzado en abril.

Esta noticia se suma a otras de igual importancia realizadas en los últimos meses, como el inicio de las exportaciones a Brasil del restyling, la apertura de nuevos mercados de exportación, como Chile y Colombia, países donde la Frontier argentina arribará hacia finales de año con motorizaciones homologadas bajo la normativa Euro VI y haber superado las 50.000 unidades fabricadas.

Con cambios profundos a nivel de diseño, con una estética más imponente y agresiva, la Frontier sumó también frenos a disco en el eje trasero, refuerzos estructurales y más tecnología, destacándose la incorporación de un paquete de asistencias a la conducción compuesta por alerta de colisión frontal, frenado autónomo de emergencia, detector de fatiga, alerta de cambio de carril involuntario, alerta de ángulo muerto y de tráfico cruzado trasero y control de balanceo de tráiler. A la vez, la gama ahora se compone de 10 versiones, con los ya conocidos niveles de equipamiento S, XE y X-Gear a los que ahora se agregaron las variantes Platinum y PRO-4X, esta última con mayor preparación off road y bloqueo de diferencial trasero.

Con el nuevo turno de producción, el objetivo de la firma nipona es seguir creciendo tanto en el país como en la región. A modo de referencia, la filial local cerró el año pasado con un aumento de un 26% en ventas impulsado, principalmente, por un incremento del 58% en los patentamientos de la Frontier, que registró un nuevo récord de participación en el segmento llegando al 11,2% de market share en julio.

16 Válvulas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.