Registro de Verificación de Autopartes en CABA

La auditoría porteña analizó la gestión 2019 del Ministerio de Seguridad en relación al grabado de autopartes y los sitios homologados para realizar dicha tarea. No encontraron una base de datos y no se pudo asegurar con certezas que las empresas estén bien homologadas.

La Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA) halló que no se encontraba operativo el Registro de Verificación de Autopartes durante los controles que se hicieron sobre el ejercicio 2019. Desde el Ministerio de Justicia porteño respondieron que la base de datos aún se estaba armando y que para ello habían utilizado parte de la información que tiene la Nación en el Registro Único de Desarmaderos de Automotores y Actividades Conexas (RUDAC) y de esa manera alcanzar el 50% del registro.

En la Ciudad de Buenos Aires, los propietarios de comercios que se dediquen a vender y comprar autopartes deben inscribirse en el Registro, según consta en la Ley 3.708 vigente desde 2010. Esa misma norma es la que establece la obligación de grabar el número de dominio en puertas, capot y tapa del baúl. Lo que se busca con esa información es lograr la trazabilidad de las autopartes y así disminuir el robo de vehículos para su desarme y posterior venta ilegal de componentes.

Para la auditoría porteña, al no estar operativo el sistema de verificación de autopartes se imposibilita aplicar las sanciones establecidas en el Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires (Ley 451) a quienes no estén inscriptos en el Registro.

Más allá de la inexistencia de la base de datos, por Ley las empresas que realicen el servicio de grabado de autopartes deben estar homologadas por el Ministerio de Justicia y Seguridad bajo una serie de estándares como por ejemplo que haya personal profesional o ente independiente idóneo en la materia. La AGCBA requirió la documentación respaldatoria que acredite que se cumplían estos criterios, sin embargo el Ministerio no envió los dictámenes solicitados.

Sin controles

Tampoco la cartera de Seguridad controló que las concesionarias de automotores, gestores, mandatarios y cualquier otra persona física o jurídica que participe como intermediario en la compra y venta de automotores cumplan con las exigencias del artículo 14 de la ley respecto al control del grabado de autopartes y el respectivo informe mensual, los cuales no fueron exigidos durante al año 2019 por el Registro.

Sobre esto, el organismo auditado le señaló a la AGCBA que “no se exigieron en 2019 estos informes ya que los Registros verifican el cumplimiento del grabado para inscribir o transferir” y que “atendiendo a que la naturaleza y objetivo principal de la obligación prevista por ley es la prevención del delito y no la sanción por sí misma, hace innecesario y sobreabundante la asignación de recursos para procedimientos que pueden obviarse”.

La norma también establecía que los vehículos 0 km o usados que se incorporen a la jurisdicción de la Ciudad tienen que hacer el grabado de partes dentro de los 30 días corridos de su patentamiento o radicación. Según informó la Subsecretaria de Seguridad Ciudadana, el 68% de los automotores al 2020 con patentes posteriores al 1990 se encontraban correctamente grabados.

La Auditoría preguntó entonces por las medidas que se tomaron respecto al resto del parque automotor y la respuesta fue que “se han efectuado diferentes campañas de concientización y difusión del cumplimiento de la obligación”. Por ejemplo, se llegó a un acuerdo con la Secretaría de Transporte para que cuando los ciudadanos obtengan turno para la realización de la VTV, se les recuerde acerca de la obligación prevista en la Ley 3.708. Asimismo, se ha incorporado en las charlas teóricas información sobre el contenido de la norma a quienes concurran a la Dirección General de Licencias.

Más allá de esto, la AGCBA halló que no se asignaron puestos de grabado por comuna. Esto se debía hacer desde el año 2012 cuando el Ministerio firmó un convenio de cooperación con la Cámara Argentina de Grabadores de Autopartes de Vehículos Automotores y Motovehículos. Esta última tenía que evaluar empresas con idoneidad técnica y operativa para realizar el grabado, para que Seguridad considere su homologación y de esta manera quede uno de estos lugares en cada comuna, sin embargo sólo se aprobaron ocho establecimientos.

Matías Daneri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.