Vehículos eléctricos Sunra, apertura de concesionarias en Pilar

Abrieron en Paseo Pilar y en el shopping Champagnat. Hay más de 20 modelos disponibles. Se cargan como un teléfono celular y tienen escaso mantenimiento.

Movilidad urbana ecológica. En ese concepto se resume la marca de vehículos eléctricos Sunra que abrió dos sucursales en el distrito y cuyos números resultan alentadores. En Pilar, el giro hacia este tipo de rodados es incipiente aunque sostenido.

Los modelos son diversos, desde monopatines o motos de estética vintage estilo Vespa hasta equipos de carga de hasta 500 kilos. Todos con la misma particularidad: la carga eléctrica y sencilla, como si de un teléfono celular se tratara, y el nulo mantenimiento.

Tenemos más de 20 modelos de vehículos, patentables la mayoría, excepto los monopatines“, explica Gabriel Pagano, uno de los propietarios de Sunra Argentina.

La marca -que está presente en 60 países- es de origen chino aunque el ensamble se realiza en la planta de 15 mil m2 que la firma tiene en Munro, partido de Vicente López. Cada unidad cuenta con motorización alemana marca Bosch, mientras que las baterías son argentinas.

En cuanto a la recepción que este tipo de rodados tuvo en Pilar, Pagano advierte que “en barrios privados y countries mucha gente adquiere los monopatines pero también en el casco de Pilar y las localidades cada vez se ven más vehículos eléctricos“.

Entre las ventajas, detalla que “no tienen mantenimiento y podés hacer 30 kilómetros con muy poco dinero“, es decir, el consumo de electricidad que insume la carga. Sobre este punto, aseguró que la recarga de la batería demanda entre dos y cuatro horas.

Modelos

Los modelos de Sunra se dividen en cuatro grandes grupos: motos, triciclos, cargas y monopatines. En cuanto a las primeras, los estilos son variados -incluso hay algunas con un espacio asignado para funcionar como delivery- y en promedio todas ellas tienen una autonomía de 50 kilómetros o 4 horas de uso ininterrumpido. Y la velocidad que alcanza es 45 Km/h. El precio promedio es de 260.000 pesos.

En lo que se refiere a los vehículos de carga, cuyo uso se extendió con fuerza en barrios cerrados y coutries como Pilará Martindale y la Asociación Argentina de Polo, los modelos más grandes pueden transportar hasta 500 kg. Para este tipo, denominado “King Kong” el precio es de 450.000 pesos.

Respecto a los monopatines, son aptos para recorrer distancias de hasta 35 kilómetros. En Ciudad de Buenos Aires están habilitados para circular en las bicisendas. Son plegables y su costo oscila entre los 70 mil y los 120 mil pesos.

Teniendo en cuenta las ventajas ambientales que presentan este tipo de rodados, desde Sunra buscan impulsar que el Concejo Deliberante apruebe la eximición en el pago de patentes por tres años a todos los vehículos eléctricos, tal como sucede en municipios como Vicente López, San Isidro, Quilmes, Malvinas Argentinas y la Ciudad de Buenos Aires.

Primer auto eléctrico

Entre las próximas apuestas de Sunra se encuentra la de comercializar a partir de mediados de este año el primer auto eléctrico de la marca. Un modelo similar en estética al Fiat 500, cuya autonomía alcanza los 400 kilómetros.

Pilar diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *